YPFB reporta reducción de filas en surtidores del País tras ejecución del Plan de 24 horas


YPFB

El abastecimiento de combustibles está garantizado. Las filas de vehículos particulares y del transporte público en Estaciones de Servicio  (EESS) de la ciudad de La Paz  y el interior del país, se reducen paulatinamente tras el abastecimiento de combustibles que realiza Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos durante las 24 horas del día.

La disminución de las filas se observó en los surtidores de la Plaza Triangular ubicado en la zona de Miraflores y de la Av. Montes en la Zona Norte, hecho que fue constatado por varios medios de comunicación. En San Jorge se advirtió un fluido abastecimiento, sólo por citar algunos surtidores privados a manera de ejemplo.

Un panorama similar se registra en los surtidores de propiedad de la estatal petrolera situados en las zonas de Entre Ríos, San Pedro y Zona Norte de la sede de gobierno.

Los distritos comerciales de Tarija, Chuquisaca, Santa Cruz, La Paz y Cochabamba reportaron hasta la media jornada de este viernes, varios surtidores vacíos y en algunos casos con pocos vehículos. Se estima que en el resto del país baje considerablemente en las próximas horas.

La estatal petrolera tiene  60 estaciones de servicio distribuidas a lo largo y ancho del país. En tanto las privadas aglutinadas en la Asociación de Surtidores (Asosur) sobrepasan de 400 también a nivel nacional, ambas monitoreadas las 24 horas del día.

Monitoreo

Con el objetivo de garantizar el abastecimiento de gasolina especial, gasolina especial +, diésel oíl, gas natural vehicular (GNV) y gas licuado de petróleo (GLP) a nivel nacional, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, trabaja en  el monitoreo de EESS en tiempo real a través de la Central de Cámaras instalada en dependencias de la Gerencia de Comercialización Corporativa dependiente de la estatal petrolera.

El acceso es posible las 24 horas del día desde un móvil, un equipo de computación o desde la misma Central de Cámaras. Se puede establecer incluso el número de cisternas en tránsito y programadas para la entrega de combustibles. El monitoreo comprende, además, el control de inicio y cierre de la comercialización de combustibles en los surtidores de propiedad de la estatal petrolera.

El control de la comercialización de combustibles a las estaciones de servicio privadas del país está a cargo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), institución que cuenta con un sistema propio de monitoreo.