Transportistas rechazan periodo de gracia, piden nuevo diferimiento y anuncian protestas


Los transportistas sindicalizados, del cooperativizado, radios taxis y del libre rechazaron este miércoles el periodo de gracia, determinado por el Gobierno, demandan nuevo diferimiento de sus deudas  y advierten que de no tener respuesta favorable iniciarán protestas hasta ser escuchados.

“No podemos pagar por Dios, no hay clases, no hay institutos,  no hay universidades, no tenemos pasajeros para estar recogiendo, no tenemos ingresos por Dios, apenas estamos para la canasta familiar”, informó en Erbol el dirigente del transporte libre, Fernando Condori.

Este martes, el Gobierno otorgó un periodo de gracia de cuatro meses para la reprogramación y/o refinanciamientos de créditos, que según el director general de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Reynaldo Yujra, la norma “es una medida que favorece a los prestatarios y también precautela la salud financiera del país”, que en los hechos significa que los deudores solo paguen intereses en los próximos cuatro meses.

Condori explicó que ya se ha enviado una nota al Ministerio de Economía para viabilizar su pedido, pero de haber respuesta negativa, los transportistas se movilizarán desde el viernes 8 de enero. Exigió un nuevo diferimiento de crédito por el periodo de emergencia sanitaria que restringió la circulación de motorizados.

Los sectores de transportistas piden que se amplíe el diferimiento de créditos al menos por seis meses. Rechazan el periodo de gracia de cuatro meses porque en ese tiempo continuarán pagando intereses supuestamente altos. Advirtieron que no permitirán a los bancos que les quiten sus movilidades o afectar los bienes de sus garantes.

Otro dirigente, Limbert Tancara, ratificó que de no haber respuesta de las autoridades, los transportistas tomarán las calles, por lo cual pidió disculpas a la población. Consideró que hasta el momento las autoridades se “hicieron la burla de su sector” y reclamó que los diputados representantes transportistas no gestionen el pedido de diferimiento. Lamentó que sus legisladores que los representan en el Legislativo los usaron como “escalera”.

El director de la ASFI explicó que el periodo de gracia tiene la finalidad de brindar alivio a los prestatarios del país. “Durante cuatro meses los prestatarios dejarán de pagar la cuota que corresponde al capital y en cuatro meses pueden dialogar entre prestatario y entidad financiera para que exista un plazo mayor (de pago de la deuda), dependiendo de las condiciones del prestatario”, dijo Yujra.

Enfatizó que todos los prestatarios pueden adecuarse a la medida y solo deben acercarse a la entidad financiera para solicitar un refinanciamiento o reprogramación, incluido el periodo de gracia. “La norma salió ayer (martes) y esperamos que las entidades financieras puedan ser sensibles con la población y proactivas para que apliquen estos procesos de diálogo para concordar entre prestatarios y entidad financiera cuáles son las mejores condiciones para reprogramar o refinanciar los créditos”, dijo. 

Con información de Brújula Digital