Dice que no perjudicará a nadie sin motivo, ni siquiera a las personas que le hicieron daño

Pedro Montenegro, el procesado por narcotráfico, fue finalmente extraditado a Brasil el viernes en medio de un reforzado operativo policial.

Antes de dejar el país dejó una carta notariada en la cual denuncia que fue involucrado en el caso por una “revancha personal” del exjefe de la Fuerza Especial de Lucga Contra el Narcotráfico (FELCN) .

Pero no es todo. Ante las versiones que consideraron que su extradición permitirá la revelación de nombres de otros implicados en la supuesta red narco, Montenegro aseguró que no tiene nada que “cantar”.

“Existen rumores de que debo cantar e involucrar a otras personas, pues les digo que no esperen canciones que no soy cantante”, afirmó.

“Quiero que quede claro que no soy de la calaña de perjudicacar sin motivo alguno inventando historias que no existen, ni siquiera en contra de las personas que me hicieron daño”, agregó.

Montenegro está relacionado a una red que en 2013 se desbarató en San Pablo, Brasil, en la operación “Monte pollino”, que se ejecutó tras descubrirse en un país de Europa un cargamento 1,3 toneladas de cocaína valuada en más de $us 60 millones.

CASO BOLIVIANO
En tanto, el caso estalló en el país en abril luego de que el excomandante de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) Gonzalo Medina y al excapitán Fernando Moreira fueran vinculados con la red.

El hijo de Medina y Moreira aparecieron en una fotografía junto con Montenegro en Cartagena, Colombia, durante las fiestas por Carnaval. El viaje fue pagado por el sindicado, que declaró un negocio con capital de Bs 40.000, pero le incautaron bienes por un valor de $us 4,1.