Bolivia, al ser un país diverso, ofrece distintos atractivos turísticos, pero no solo la experiencia está en el viaje, también está en la estadía y hotel Selina ofrece una opción diferente en su sede de La Paz, primer punto de los viajeros.

Selina es una de las cadenas de hoteles de más rápido crecimiento en el mundo, que combina un alojamiento bellamente diseñado con instalaciones de coworking, recreación, bienestar y experiencias locales. En Bolivia tiene sede en La Paz, que en noviembre cumplió su primer año de funcionamiento con grandes experiencias locales.

Selina llegó a Bolivia para ofrecer un nuevo producto al mercado, para romper con la monotonía hotelera ofreciendo un renovado concepto para los viajeros nómadas. “Estamos en La Paz con muchas ganas de explotar todo lo que Selina tiene para ofrecer”, sostiene Grecia Fuentes, Gerente de Marketing del hotel.