Fármaco para tratar la malaria o el lupus será administrado en 20,000 pacientes con COVID-19

Aygün Bolivia 23/05/2020

En su lucha por contener la crisis sanitaria del coronavirus en México, la Secretaría de Salud suministrará hidroxicloroquina a 20,000 pacientes ambulatorios de coronavirus a partir de la siguiente semana.

Se trata de un tratamiento para combatir otras enfermedades autoinmunes, y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ya autorizó a la Ssa administrar el medicamento de manera controlada.

De acuerdo con el diario Milenio, el fármaco se ofrecerá a pacientes que tienen el virus, a pesar de que diversos científicos han advertido que aumenta el riesgo de arritmias y muerte.

Hace dos meses, la compañía farmacéutica suiza Novartis dio a conocer sobre la donación de dosis de hidroxicloroquina, fármaco que es utilizado para tratar enfermedades com

Hace dos meses, la compañía farmacéutica suiza Novartis dio a conocer sobre la donación de dosis de hidroxicloroquina, fármaco que es utilizado para tratar enfermedades como la malaria o el lupus.

“Lo que hemos convenido con el secretario (de Salud, Jorge Alcocer) es distribuirlo en las instituciones de la coordinación de los institutos nacionales de salud, hospitales regionales, de alta especialidad y con instituciones de seguridad social”, aclaró Sifuentes.

México suman ya 62,527 personas infectadas por COVID-19, y van 6,989 decesos hasta las primeras horas de este sábado 23 de abril.

Hay que recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la población no debe ingerir el fármaco denominado hidroxicloroquina para combatir el COVID-19.

Mike Ryan, director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, aseguró que el medicamento solamente debe usarse en estudios clínicos monitoreados por médicos, “debido a sus potenciales efectos secundarios”.

Además, un estudio publicado en la revista The Lancet, arrojó que el fármaco no beneficia a pacientes con COVID-19, sino que fue relacionado con el incremento de tasas de mortalidad y un incremento de las arritmias cardíacas entre los pacientes de coronavirus hospitalizados.