Elvira Espejo recibe la Medalla Goethe 2020 a nombre de quechuas y aymaras


Es la primera mujer boliviana galardonada y la más joven. El Instituto Goethe alemán le confirió el premio en mérito al intercambio cultural internacional. Habló con La Razón y se expresó agradecida por la distinción.

Elvira-Espejo
Elvira Espejo, en una pasada enrtrevista con La Razón

La artista plástica, poeta y exdirectora del Museo de Etnografía y Folklore (Musef) Elvira Espejo Ayca fue honrada este viernes con la Medalla Goethe y es la primera mujer boliviana e indígena en recibir el reconocimiento que es otorgado por el Instituto Goethe en el marco del intercambio cultural internacional.

La pandemia del coronavirus impidió que el evento se desarrolle, este año, de forma presencial, por lo que se lo hizo de forma virtual. Sin embargo, en las próximas semanas, la medalla se entregará en físico en un acto que se desarrollará en la embajada de Alemania en Bolivia.

Espejo fue elegida para recibir la Medalla Goethe por su trabajo como intermediaria cultural entre Latinoamérica y Europa, «entre la Bolivia moderna y su pasado colonial, entre las propias tradiciones indígenas y otras culturas, entre disciplinas artísticas y generaciones», según el Goethe.

Una fotografía tomada del muro de Facebook de Elvira Espejo.

Espejo Ayca nació en 1981 en un ayllu Qaqachaca de la provincia Abaroa (Oruro). Bastante joven salió de su comarca y en 2004 estudió Arte en la Academia de Bellas Artes Hernando Siles en la ciudad de La Paz.

Sus raíces le sirvieron para ir tejiendo su trayectoria. En 2005 fue lectora de Lenguas no escritas en los Andes en el programa “Duke en los Andes”. En colaboración con el músico Álvaro Montenegro grabó canciones tradicionales y diálogos de instrumentos musicales indígenas y urbanos.

De 2010 a 2011 participó en la exposición “El principio de Potosí” en la Casa de las Culturas del Mundo (Berlín) con posteriores exposiciones en España y Bolivia. Luego se convirtió en miembro de la junta directiva del Instituto de Lengua y Cultura Aymara (ILCA).

Es la primera mujer boliviana galardonada y la más joven. El Instituto Goethe alemán le confirió el premio en mérito al intercambio cultural internacional. Habló con La Razón y se expresó agradecida por la distinción.
Elvira Espejo, en su comunidad Qaqachaqa, en Oruro.

Desde 2013 es directora del Musef en la ciudad de La Paz. “Hoy ha hecho de este museo uno de los puntos de encuentro cultural más importantes de Bolivia”, indica la nota de prensa del Goethe-Institut.

De ella, el presidente del Goethe-Institut, Klaus-Dieter Lehmann, destacó: “Usted (Elvira Espejo) es, desde hace muchos años, una de las principales colaboradoras en el trabajo de programación cultural del Goethe-Institut, quien vive la pasión de la mediación cultural. Su transparencia y sinceridad al evidenciar, tematizar y sobrellevar las contradicciones en la sociedad son apreciadas tanto regionalmente como en el ámbito internacional y promueve la cooperación internacional de manera muy significativa”.

Pero Espejo no solo es la primera boliviana en lograr esta condecoración alemana, que premia méritos especiales en el ámbito de las relaciones culturales internacionales y el fomento de la lengua alemana; ella es la más joven en conseguir este logro, 39 años.

Elvira dijo a La Razón que se siente “feliz, emocionada e impactada” por ser la primera mujer boliviana en recibir el reconocimiento que para ella significa el valor personal y el aporte en la diversidad de pensamientos.

“Estoy muy agradecida con Goethe Instituto por tomarnos en cuenta y valorarnos. Este premio lo recibo en nombre de aymaras, quechuas y de los pueblos originarios comunitarios latinoamericanos”, expresó Espejo.

Hace poco fue destituidad de la dirección del Musef, decisión que desató protestas y una campaña por su restitución.

Reporta: La Razón