El brasileño Flamengo levantó por segunda vez la Copa Libertadores de América tras arrancar al argentino River Plate el partido final en el límite de un apasionante encuentro.

El artífice de la hazaña fue «Gabigol», Gabriel Barbosa, quien con dos goles en el 89′ y el 92′, le dio al «Fla» su segundo logro de ese tipo en su historia, la primera desde que Zico la alzara en 1981.

El conjunto brasileño remontó el partido en cuatro minutos, justo cuando el partido entraba en la recta final, y cuando la hinchada argentina ya alistaba los festejos.

El cuadro millonario anotó la diferencia con un gol de Rafael Borré (14). Ese resultado parcial le daba hasta el minuto 89 su cuarto título continental, pero llegó el golpe de gracia.

Durante la mayor parte de la final, el River de Marcelo Gallardo se dedicó a dosificar su esfuerzo, intentar encontrar otro gol, pero sin hacerse del control de la posesión del balón, de todas formas jugó mejor en la primera mitad.

Flamengo salió en la segunda mitad con nuevos bríos, pero la efectividad era nula hasta que le confiaron todo a Gabigol, quien no defraudó a la hinchada.

Flamengo levantando la Copa slow

🏆🔝🇧🇷 Una imagen que quedará en la historia: reviví cuando Clube de Regatas do Flamengo levantó la #Libertadores.

Posted by Conmebol Libertadores on Saturday, November 23, 2019

El cierre fue parte del anecdotario. Barbosa salió expulsado en el descuento minutos después de que el juez expulsara a Exequiel Palacios, de River, por patear a un contendor tendido en el piso.

Al final, Flamengo levantó la copa y ahora celebra.