¡Diversión en el agua! recomendaciones para jugar con los más pequeñitos de casa


A diferencia de otros años, en esta temporada de verano los planes de vacaciones para muchos serán en casa, por los que los papás tienen el desafío de ser más creativos a la hora de distraer a sus hijos. Un plan que nunca falla son los juegos en el agua, ya sea en una piscina tradicional, una inflable o incluso una bañera, si se trata de niños pequeñitos. Para hacer esta experiencia más segura y divertida, Huggies, la marca de cuidado infantil de Kimberly–Clark, comparte recomendaciones a tener en cuenta al momento de jugar con bebés en el agua.

¿Qué deben tener en cuenta mamá y papá cuando su bebé ingresa por primera vez al agua?
  • Como paso principal, es importante meterlos al agua de manera gradual, de forma que primero se mojan sus extremidades para finalizar con la cabeza. Se debe recordar que cada niño tiene su propio ritmo.
  • Otro punto importante es evitar sumergir al bebé en contra de su voluntad o hacer juegos que, en vez de entretenerlo, lo asusten y provoquen ansiedad.
  • Un tip sencillo, pero divertido, es utilizar las manos para hacer chapoteos y burbujas en el agua o acercar juguetes de goma que floten para que descubran más diversión aún.
  • Aunque es una cuestión de segundos, el momento de salir del agua puede ser un tanto incómodo y frío, por lo que es importante tener a mano una toalla grande y seca para envolver al pequeñito completamente al extraerlo.
Calzoncitos desechables, la opción que garantiza comodidad, seguridad y limpieza

Claudia Zabala, Brand Manager de Huggies, reconoce que “jugar en el agua es beneficioso para los niños y muy estimulante en especial para los bebés. Conscientes de ello, Huggies recomienda su línea Little Swimmers®, unos calzoncitos desechables para nadar, ideales para niños que todavía usan pañales. Su innovadora tecnología brinda seguridad y comodidad durante el tiempo de juego en el agua, ya que no se inflan y facilitan el libre movimiento”.

El calzoncito desechable, especialmente diseñado para el agua, permite que el bebé juegue sin interrupciones, ya que absorbe su pis sin hincharse, gracias a materiales únicos que no se expanden al contacto con el agua. Además, su nuevo formato “pants” elastizado, ofrece un ajuste perfecto para que el pequeño se divierta en el agua con la protección y comodidad que necesita, evitando todo tipo de filtraciones.  

Tips básicos para usar correctamente los calzoncitos desechables Little Swimmers®
  • Colocar el calzoncito cuando el niño esté acostado o de pie, al igual que se haría con la ropa interior. Luego, acomodar bien para lograr un ajuste perfecto en el cuerpo del pequeño.
  • Para quitarlo, se debe rasgar los laterales y retirar el calzoncito como un pañal convencional.
  • Para desecharlo, solo hay que enrollarlo, despegar la cinta azul que está en la parte trasera y asegurarla alrededor.
  • Es importante evitar que el calzoncito mojado esté en contacto con el bebé durante demasiado tiempo. La humedad puede causar problemas en su piel.

Zabala asegura que los Little Swimmers® son especiales por brindar la protección de un pañal y la comodidad de un traje de baño convencional. Puntualiza que están disponible en las tallas M (9 a 12.5 Kg) y G (12 a 15 Kg) y se pueden encontrar en supermercados y farmacias del país.