Carlos Sainz, el campeón del Dakar, es Premio Asturias

Tras una reunión telemática, por exigencias de la crisis del coronavirus, el jurado decidió, al fin, reconocer a Carlos Sainz (Madrid, 1962) como Premio Princesa de Asturias de los Deportes.

A sus 58 años, tras conquistar en enero su tercer Dakar (2010, 2018 y 2020) y, hace un mes, ser proclamado como el mejor piloto de la Historia del Mundial de Rallys, por delante de Ari Vatanen o Sébastien Loeb, recoge un galardón para el que llevaba sonando desde aquellos años 90 en los que dominaba el Mundial, reportó El Mundo.

«Es un orgullo y una satisfacción enorme recibir el Princesa de Asturias», comentó el vencedor, muy feliz de «entrar a formar parte de esa lista tan excelente de premiados».

«No quiero dejar pasar la ocasión de agradecer a todos los aficionados que durante tantos años han estado apoyándome», añadió.

17 candidaturas

Sainz partía como gran favorito junto con Marc Márquez, seis veces rey de MotoGP. Ambos figuraban entre las 17 candidaturas de 10 países que pretendían suceder en el palmarés a la esquiadora estadounidense Lindsey Vonn, ganadora en 2019.

El jurado, presidido por el ex atleta Abel Antón, se decantó por Sainz por su «excepcional trayectoria como piloto, en una carrera espléndida, diversa e innovadora de más de tres décadas en la élite».

Según el acta, Sainz siempre dejó constancia de «un gran espíritu de superación», combinado con «el esfuerzo, la disciplina y la solidaridad», que se ha reflejado también en su «constante apoyo a jóvenes pilotos».

El aval de otros grandes

En la reunión telemática también participaron, entre otros, Alejandro Blanco, presidente del COE y su homólogo del Comité Paralímpico (CPE), Miguel Carballeda; el ex seleccionador nacional de fútbol Vicente del Bosque; el ex ciclista Joan Llaneras; la alpinista Edurne Pasabán; el vicepresidente del COI, Juan Antonio Samaranch; o la ex regatista Theresa Zabell.

La candidatura del madrileño había sido apoyada por los premios Príncipe de Asturias de los Deportes Rafael Nadal (2008), Iker Casillas (2012) y Pau Gasol (2015), así como por Jean Todt y Manuel Aviñó, presidentes de la Federación Internacional (FIA) y Española de Automovilismo (RFEA), respectivamente.

Si en el siglo XXI, Sainz se ha destapado como uno de los dominadores del desierto, en la década de los 90 se convirtió, junto a su inseparable Luis Moya, en uno de los nombres propios del campeonato del mundo de rallys.