Un intenso debate se instaló en el interior de los frentes opositores a Evo Morales con la idea de unidad

La sorpresiva renuncia al Comité Cívico Pro Santa Cruz de Luis Fernando Camacho y el anuncio de él y Marco Antonio Pumari de ingresar en la arena electoral con la premisa de vencer sin problemas al MAS ha puesto presión al escenario electoral y obliga a los frentes a instalar un análisis sobre su incursión en los comicios de 2020.

Víctor Hugo Cárdenas, quien los anulados comicios del 20 de octubre terció por UCS, ha dado la primera señal tras declinar su postulación y entregar su respaldo al plan del cívico cruceño y potosino. Incluso fue más allá y propuso a los frentes evaluar sus limitaciones frente al nuevo escenario electoral que tiene como punto de quiebre la renuncia de Evo Morales, líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), y su deseo de volver al país.

POSTURAS E INTERESES
“Debemos ceder nuestras ambiciones, nuestras pretensiones para fortalecer esa exigencia nacional de tener una sola opción electoral. Pido que esa unidad se exprese en el escenario electoral y personas como Camacho y Pumari encabecen esa opción”, dijo Cárdenas, un criterio que fue respaldado por la postulante del Partido de Acción Nacional Boliviana (PAN-BOL), Ruth Nina, quien también ve necesario no dispersar el voto.

A ellos se suman la postura del presidente del Movimiento Demócrata Social (Demócratas), Rubén Costas, quien se inclinó por la conformación de un solo bloque. “El desprendimiento es imprescindible para comprender que el esfuerzo ciudadano en las calles debe ser incorporado en el cambio político”.

No obstante, candidatos como Carlos Mesa y Chi Hyun Chung confirmaron por separado que volverán a postularse quebrando por el momento el plan de la oposición a Morales.

Los resultados de los anteriores comicios, pese a estar anulados, son la base para esa preocupación.

Mesa solo pudo obtener 36,51% de la votación y no sería suficiente para vencer en primera vuelta a un MAS herido en su orgullo por la forma en cómo su líder tuvo que abandonar el país.

“Espero de que ese mensaje llegue a los políticos tradicionales los cuales nos han llevado a este problema porque no han tenido la capacidad de unificarse, de renovar su militancia o sus candidatos; otros, asumiendo el compromiso de alcahuete para fraccionar el voto”, reclamó Pumari y luego cuestionó: “¿A esos nuevamente se les va a dar la responsabilidad?”.

El debate está abierto a la par de la tensión electoral.